COVID-19 le da a la micromobilidad otra etapa para mostrar su potencial.