56 Leonard, Nueva York

El 56 Leonard es uno de los referentes más distintivos del paisaje urbano del Bajo Manhattan. El edificio es una serie escalonada de cajas irregulares con voladizos que van desde 10 pies (3 metros) a 25 pies (7,5 metros), los cuales fueron diseñados por los arquitectos suizos Herzog y de Meuron –el grupo a cargo del “Nido del Pájaro” de Pekín. Cuando esté completo, ofrecerá 145 apartamentos de lujo en el Distrito TriBeCa, denominados por sus arquitectos como “casas apiladas en el cielo”.

 


Ubicación

  • Nueva York, NY, Estados Unidos

Cliente

  • Alexico Group

Estado del proyecto

  • Finalizado en 2016

Arquitecto

  • Herzog & de Meuron, Costas Kondylis and Partners

Retos de diseño

El diseño inició con una forma relativamente rectilínea, pero evolucionó semanalmente a tal punto que ninguna placa de apoyo es igual a la otra. Hezi Mena señala que “sólo mirando la estructura, se pueden observar muchos retos estructurales”, “es como ver una escultura grande. No existía una solución simple para todo el edificio. Todas las placas debían poder sostenerse solas, por lo que las tratamos individualmente de forma innovadora y creativa”.

Todas las placas debían poder sostenerse solas, por lo que las tratamos individualmente de forma innovadora y creativa
Hezi Mena, WSP

Soluciones estructurales

La solución del equipo de ingeniería fue utilizar una estructura de concreto de gran resistencia que se pudiese ocultar para lograr un exterior completamente acristalado con vistas desde casi todos los ángulos. El núcleo central está unido a las columnas externas mediante tangones en los niveles mecánicos 32 y 46. En la parte superior se encuentra la “piscina”, un amortiguador oscilatorio lleno con 130 000 litros de agua para atenuar el movimiento del edificio en el viento.

vista exterior 56 leonard

El soporte de los voladizos fue uno de los mayores acertijos para el equipo de Mena. En los más pequeños, el grosor de las placas de concreto de suelo brinda suficiente apoyo, mientras que los más grandes a más de 15 pies (4,5 metros) de altura cuentan con vigas adicionales y, en los más grandes, se incluyeron vigas Vierendeel –una viga perpendicular que une dos pisos sin obstruir el diseño o la vista. A lo largo de la estructura, existen muchas “columnas de paso”, en las cuales se transfieren las cargas de una ubicación a otra en la medida que descienden por el edificio. No existen muros portantes divisores en los apartamentos, lo que permite que los residentes dispongan de sus espacios residenciales de la manera que lo prefieran o, además, permite combinar apartamentos de forma horizontal o vertical.

Ingeniería para 56 Leonard St

Villas de lujo con vistas a Manhattan

Los mayores voladizos se encuentran en la parte superior del edificio. Los diez últimos pisos forman un solo apartamento llamado “Villas del Cielo”. En este sentido, Mena afirma que “los ocupantes no sentirán que viven en un edificio en las alturas, sino en una casa de campo”. “Tendrán vistas panorámicas y no notarán a los que viven arriba o debajo de ellos. Será una experiencia muy distinta al apartamento promedio neoyorquino”.