Las auditorías energéticas: instrumento de sostenibilidad, buen gobierno y ahorro de costes

Las auditorías de eficiencia energética son algo más que una herramienta para la mejora del rendimiento energético de las organizaciones

El 14 de febrero de 2016 entró en vigor el Real Decreto 56/2016 referente a auditorías energéticas, que transpone parcialmente a nuestro ordenamiento jurídico la Directiva Europea 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética. El objetivo de esta normativa es fomentar que las empresas pongan en marcha medidas para aumentar la sostenibilidad por medio de un consumo energético más responsable.

Dicho Real Decreto requiere que las empresas que tengan más de 250 trabajadores, un volumen de negocio de más de 50 millones de euros de facturación o un balance general mayor a 43 M€ al año, realicen, al menos, una auditoría energética en sus instalaciones cada cuatro años.

Al amparo de esta normativa europea transpuesta al ordenamiento jurídico de todos los países socios de la UE, WSP realiza numerosas auditorias de eficiencia energética en toda Europa, apoyando a nuestros clientes a cumplir la normativa y contribuyendo a incrementar el grado de sostenibilidad de sus instalaciones a la vez que se producen significativos ahorros de costes.

En este sentido, desde WSP Spain aconsejamos a nuestros clientes no limitarse solamente al cumplimiento normativo, sino ir más allá del mínimo legal y realizar las auditorias de eficiencia energética para el 100% de sus instalaciones (sobre el 85% que requiere el RD Español) además de incluir en el alcance de la auditoria el análisis de los consumos de agua, de materias primas con impacto ambiental y económico, la generación de residuos (especialmente peligrosos), o incluso evaluar la calidad de ambiente interior de las instalaciones (wellbeing) para conocer el confort ambiental de los lugares de trabajo.

Esta recomendación ha obtenido una asombrosa aceptación por parte de la mayoría de nuestros clientes, los cuales efectivamente deciden en la mayoría de los casos ir más allá del requisito legal y evaluar o auditar estos otros aspectos complementarios a la eficiencia energética.

Con carácter general dichas compañías aumentan su nivel de sostenibilidad ambiental y obtienen importantes ahorros de costes asociados a la menor generación de residuos peligrosos, al menor consumo de agua o materias primas e incluso beneficios asociados a la mejora de la producción y reducción del número de horas por bajas médicas asociadas a ambientes laborales no óptimos.

Desde del equipo de sostenibilidad de WSP Spain animamos a todos nuestros clientes, públicos y privados, a continuar por este camino de aumento de la sostenibilidad, en el más amplio sentido de la palabra, y a no limitarse al puro cumplimiento de la normativa, sino a ir más allá en beneficio de la propia organización y de la sociedad en general.