Metro y Ferrocarril

Los sistemas ferroviarios desempeñan un papel clave en el futuro del transporte moderno. Ofrecen soluciones sostenibles que reducen las emisiones de carbono, crean una mayor movilidad con mayor eficiencia energética y proporcionan beneficios económicos a largo plazo.

Nuestros expertos ayudan a las agencias de transporte a planificar, diseñar y gestionar todas las formas de transporte público ferroviario: líneas de Alta Velocidad, metros y trenes ligeros urbanos, tranvías, etc. Ofrecemos soluciones flexibles que se adaptan a las necesidades de los usuarios y cumplen con los objetivos de nuestros clientes.

 

Ferrocarriles de Alta Velocidad:

La alta velocidad conecta las ciudades con el mundo. Conectar comunidades y mejorar el transporte entre ciudades, estados y países hacen que el ferrocarril de alta velocidad e interurbano sea un verdadero impulsor del crecimiento económico que proporciona a su vez una alternativa de transporte fiable y segura.

En WSP Spain hemos diseñado más de 350 km de ferrocarril de alta velocidad, incluyendo el diseño de más de 80 puentes, y hemos revisado y llevado a cabo el control de calidad y auditoría técnica de más de 100 puentes, 50 túneles y 100 pasos superiores e inferiores ferroviarios.

 

Metro y Ferrocarril urbano:

Los metros y sistemas de tránsito subterráneo se utilizan en las grandes zonas urbanas, en particular en aquellas con un centro de población congestionado. Ofrecen la mayor capacidad y la mayor eficiencia de transporte urbano, especialmente cuando se combinan con los sistemas de control y señalización de trenes de última generación, lo que añade seguridad y fiabilidad.

Por su parte, el Tren Ligero (Light Rail Transit) ofrece ventajas que han llevado a su resurgimiento en las últimas décadas. Tiene un coste asociado más bajo en comparación con los metros, que requieren de una costosa y compleja construcción de túneles en entornos urbanos, ayudan a revitalizar distintos barrios de las ciudades, y son beneficiosos para los negocios que pierden visibilidad cuando los trenes circulan bajo tierra.