Se podría considerar que son las clases afortunadas que respiran un aire más limpio las que tienen el lujo de centrarse en la regulación del cambio climático.
Lisa Ramsay WSP Sudáfrica

El complejo de apartamentos Iceberg en Aarhus, Dinamarca, por JDS Architects, CEBRA, SeARCH y Louis Paillard. Foto de Mikkel Frost
Siempre habrá ciudades que lo encuentren más difícil que otras, por su particular infraestructura o condiciones atmosféricas.
Alice Lovegrove WSP USA

El Palacio de Congresos Europa en Vitoria-Gasteiz, al norte de España. Un cinturón verde de parques y áreas naturales alrededor del centro de la ciudad ha contribuido a una fuerte caída en los niveles de contaminación del aire. Foto de Marek Stepan / Alamy Foto de stock