Regadío

El aumento de la superficie de regadío en los últimos años ha aumentado significativamente las necesidades de consumo de agua en las producciones agrícolas de todo el mundo. La construcción, modernización y mejora de las infraestructuras que permitan un riego eficiente y seguro, son una necesidad para controlar y disminuir el consumo de agua por hectárea.

El crecimiento de la población mundial y el aumento del consumo de recursos naturales imponen mayores exigencias a los sistemas agrícolas encargados de suministrar a las comunidades mundiales alimentos fiables y nutritivos. Un elemento fundamental de la solución del sector agrícola consiste en utilizar nuevas tecnologías y ampliar la infraestructura para proporcionar un suministro de agua fiable con un nivel de calidad adecuado para la producción agrícola y animal. La infraestructura adecuada es esencial para que las empresas rurales funcionen de manera eficiente, eficaz y conforme a las normas, tanto en las explotaciones agrícolas como en toda la cadena de suministro.

Cuando no existen procesos estándar y se requieren enfoques individualizados, WSP desarrolla soluciones innovadoras, centradas en el cliente, rentables a largo plazo para ayudar a planificar, invertir y gestionar las infraestructuras de regadío preparadas para el futuro. Nuestro equipo de especialistas trabaja estrechamente con los clientes, incluyendo empresas del sector público y privado, municipalidades, gobiernos y organizaciones internacionales para diseñar la mejor infraestructura que se ajuste a sus necesidades.